VMC

Voluntariado Misionero Calasancio (VMC)

 

         En 1992 se creó el SECAM, un organismo con representantes de las tres Congregaciones de la Familia Calasancia en España: Escolapias, Escolapios y Calasancias, para la animación misionera de nuestras comunidades y obras.

 

         Fruto de aquel empeño misionero fue, por una parte, la aparición de voluntarios que querían ir a prestar un servicio en lugares empobrecidos y , por otra, la inquietud que surgía en los religiosos que estaban anunciando el Evangelio en tierras lejanas y veían positivo abrirse a compartir la misión con los laicos, no solo en experiencias de verano sino de más larga duración.

 

         El proceso culminó con la publicación del Marco-guía en octubre de 1995. Así se constituyó el VMC como asociación laical.

 

 

 

         El VMC es una asociación de laicos cristianos. De su fe nace su compromiso de servicio gratuito a los demás, de ayuda a aquellos que se encuentran en los países más empobrecidos. Es una vocación, con raíces en el bautismo. Quien pertenece al VMC es persona motivada explícitamente por su fe cristiana, preparada o disponible a prepararse para un servicio de misión que después desempeñará, capaz de llevar una vida de compromiso de fe, con experiencia de grupo y de trabajo en equipo y con una sintonía espiritual hacia el carisma de Calasanz.

 

         Promueve iniciativas de sensibilización respecto a los problemas de los países del Sur, asume la financiación de proyectos y puede estar presente con identidad propia y autónoma en lugares donde no hay comunidad religiosa de la FC, llevando adelante proyectos propios dentro del carisma calasancio.

 

         A nivel local, el VMC está compuesto por 5 componentes:

 

Madre Dolores Quesada

Antonia Escuderos

Manuel Felipe Cobo

Santiago Calvo

Domingo Cano

José Antonio Moruno

 

 

 

 

 

Para más información sobre el VCM:

VMC a nivel nacional: que_es_el_vmc_identidad_valores_y_acciones.pdf (3.17 MB)

VMC de Daimiel: el_vmc_de_daimiel.pdf (3.42 MB)