Oratorio

        El objetivo del Oratorio es responder a la llamada de Jesús: "Dejad que los niños se acerque a mi". Posibilitamos a los niños el encuentro personal con Jesús en sus presencias, en su Palabra, en fidelidad a la Oración Continua de Calasanz desde nuestro propio carisma.

        Ofrecemos a los pequeños un lugar y un momento concreto para tener experiencia de Dios y poder relacionarse con Jesús, como una referencia sencilla, cotidiana y connatural al Misterio, al silencio; que aprendan a rezar sencilla y naturalmente. Esta acción pastoral no tiene una pretensión catequética o doctrinal, sino el deseo de propiciar la relación de diálogo, contemplación y confianza del niño con Jesús, desde dentro.

         Los niños conocen las presencias de Jesús, los signos que nos acercan a él, como la cruz, la vela o cirio y las imágenes de María Divina Pastora y del Beato Faustino.

         Este encuentro con Jesús se hace de forma semanal en el oratorio del colegio y al finalizar el curso se hace entrega a cada niño/a de un recuerdo símbolo del crecimiento en la experiencia de la oración.