Atrás queda el 30 de enero, día mundial escolar de la paz y la no violencia, sin embargo es nuestro deseo que todo lo vivido, pensado y orado permanezca en cada uno de nosotros

 

 Han sido muchas y diversas las actividades realizadas, desde cuentacuentos hasta un gesto celebrativo, pasando por actividades individuales y colectivas junto a una oración compartida cuyos objetivos han sido:

 

    • Celebrar el día mundial escolar de la paz y no violencia.
    • Favorecer gestos de cercanía, acogida y amistad entre todos.
    • Reconocernos protagonistas del clima social y afectivo de nuestro colegio.
    • Trabajar el valor de la paz de manera transversal e interdisciplinar.

 

 

Con CUENTOS PARA SEMBRAR LA PAZ  Pingüi, cuentacuentos y narrador oral, nos trajo el mensaje positivo de los cuentos y multitud de valores para profundizar. A través de un repertorio diverso de cuentos (fábulas, microcuentos, leyenda…), narrados con distintas técnicas, con su alegría y buen hacer, Pingüi profundizó en valores como el respeto por los demás, la importancia del corazón, y cómo la paciencia y el diálogo son instrumentos de paz…

 

"Las palabras y símbolos, por su poder creador, tienen una enorme importancia en el desarrollo de una Cultura de Paz. Pueden degradar o enaltecer, desanimar o alentar. Cada comunicación que hacemos nos ofrece la oportunidad de elegir generar paz y comunión en nuestra vida y la vida de las otras personas". (Consejo de la Paz de la República Argentina)

 

Con estas y otras reflexiones el lunes 30 giró en torno a la palabra, nuestras palabras, precisamente por ser la palabra la esencia medular para la comunicación humana, el diálogo con los otros, la convivencia pacífica, la resolución de conflictos, la posibilidad de alcanzar virtudes como la compasión, la comprensión, la empatía, entre otras. Creamos nuestro “Diccionario de la Paz” para tenerlo muy presente cada día. El reto es para todos, de ahí que seamos sensibles a los pequeños gestos, a las personas que nos rodean, a los modos de hablarnos…

 

 

Para finalizar la jornada nos reunimos todos a las 13:30 horas en el patio para lanzar al cielo nuestro mensaje de paz en forma de palabras…“Palabras de Paz que se propagan por el mundo”  Todos en un gran corro, hicimos un minuto de silencio pidiendo la paz en el mundo, en nuestro entorno, en nuestro colegio, en nuestras casas, en nuestro corazón…para después lanzar al cielo nuestros mensajes de paz.

 

Solo tres letras, tres letras nada más,
solo tres letras que para siempre aprenderás. 
Solo tres letras para escribir PAZ. 
La P, la A, y la Z, solo tres letras. 
Solo tres letras, tres letras nada más, 
para cantar PAZ, para hacer PAZ. 
La P de pueblo, la A de amar 
y la zeta de zafiro o de zagal. 
(De zafiro por un mundo azul, 
de zagal por un niño como tú.)

Gloria Fuertes

 

Ya el martes, nos unimos en oración por la paz del mundo con un sencillo gesto “sembrando semillas de paz” y dimos gracias a Dios por todo lo compartido en la jornada cantando

 

“En camino paz contigo,

en camino paz daré,

quiero ser siempre testigo

de Jesús de Nazaret.”

 

Os invitamos a visitar la galería de imágenes para compartir lo vivido estos días: http://divinapastoradaimiel.org/es/d%C3%ADa-de-la-paz-2017